Perro del cáncer de hígado

Antes de discutir sobre el cáncer de perro hepática, primero entender acerca de las funciones del hígado. El hígado es el órgano más grande responsable de realizar una multitud de funciones, algunas de las cuales incluyen la desintoxicación del cuerpo, la neutralización de toxinas presentes en la sangre, la lucha contra las infecciones, ayudar a la digestión mediante la secreción de bilis y jugo impulsar el sistema inmunológico. Una de las características del hígado es que puede realizar sus funciones normales, aunque 60 a 70 por ciento de la masa total se ve afectada por la enfermedad. Si bien esta característica beneficia a la compañía para que pueda funcionar con normalidad a pesar de estar en una condición de enfermedad, también significa que la enfermedad hepática está muy avanzada antes de la aparición de síntomas visibles.

Cualquier anormalidad en las células y / o los tejidos del hígado puede causar enfermedad del hígado. Como las funciones del hígado como un centro activo bioquímica, es susceptible a desarrollar una amplia gama de enfermedades VIZ., Infecciones, cáncer y enfermedades degenerativas. Casi todos los perros están en riesgo de desarrollar enfermedad hepática, que pueden ser cancerosos o no cancerosos. Vamos a discutir en breve sobre el cáncer de perro hígado, sus síntomas y opciones de tratamiento.

Causas y síntomas

El cáncer de hígado del perro puede ser causado debido a la ingestión de productos químicos tóxicos, metales pesados y la exposición a agentes carcinógenos. Después de que el perro consume estos productos químicos tóxicos, que pasan del hígado para el proceso de desintoxicación, aumentando así las probabilidades de desarrollar cáncer de hígado.

En los perros, hay dos tipos de cáncer de hígado, es decir, primaria y secundaria o metástasis de tumores. De cáncer primario de hígado es más común que la tipo secundario, sino que se produce debido a la presencia de tumores malignos en los tejidos del hígado. El cáncer primario del hígado perro tiene el potencial de propagarse a otras partes del cuerpo. Secundaria del cáncer de hígado del perro, por otra parte, es causada debido a la extensión de los tumores malignos de otros órganos del cuerpo.

Diagnóstico y tratamiento

Desde el hígado realiza una amplia gama de funciones, es evidente que el cáncer de hígado perro afectará a casi todas las otras partes del cuerpo. Por tanto, los síntomas de cáncer de hígado son siempre imprecisos y confundidos con otras enfermedades caninas. Los síntomas notables de cáncer de perro hígado son inapetencia, vómitos, pérdida de peso, distensión abdominal, dolor de estómago, problemas en las encías, dificultad en la respiración o el aumento de la frecuencia respiratoria y la ictericia.

Diagnóstico de cáncer de perro hígado se realiza mediante un examen físico de la mascota y la realización de la biopsia hepática. Aumento del nivel de bilis en la sangre o la orina, así como un agrandamiento del hígado o inflamación puede ser un indicio de cáncer de hígado del animal doméstico. Para la confirmación, el veterinario podrá realizar exámenes de sangre para detectar niveles elevados de enzimas como glutámico pirúvico transaminasa (ALT) y fosfatasa alcalina.

Para el tratamiento del cáncer primario de hígado en las etapas iniciales, la extirpación quirúrgica del lóbulo hepático afectado es la técnica más eficaz. Sin embargo, la cirugía no es recomendable en el cáncer de caso se ha extendido a varios lóbulos. En cuanto a secundaria cáncer de hígado del perro, la única opción de tratamiento es la quimioterapia. El objetivo principal detrás del tratamiento del cáncer de hígado perro es mejorar la calidad de vida de la mascota, pero no para aumentar la esperanza de vida. Uno puede hacer la mascota cómodo por la alimentación de los alimentos de perro sano, dando las dosis recomendadas de la quimioterapia y teniendo el cuidado apropiado de la mascota.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *